Páginas

viernes, 31 de mayo de 2013

Un viejo artículo sobre Maduro

El alucinado presidente venezolano, Nicolás Maduro, en los últimos días ha tratado de sacar del debate la crisis provocada por la escasez de productos básicos y la inseguridad personal y colectiva que hoy agobia a la población.  Y lo único que se le ha ocurrido es revivir la época de las agresiones de Hugo Chávez contra Colombia, con frases sin sentido y bravuconadas.

El flamante jefe de Estado venezolano lo que hace es tapar el Sol con un dedo.  Para comprender su pensamiento (¿?), sus falencias y las capacidades de su equipo de gobierno, basta con dar un vistazo a sus orígenes y formación.  Lo conocí en mi época de reportero de El Nacional, en Caracas, y sin resultados procuré de explorar lo que su cerebro guardaba.  No era que él tratara de esconder sus ideas. No. La explicación era otra, que describí en un artículo que hace varios meses publiqué en www.ricardoescalante.com y en otros sitios, con el título de El Nicolás que conocí
¿Podrá un hombre como él mantenerse en el poder y seguir hundiendo a Venezuela?