Páginas

martes, 7 de mayo de 2013

Maduro y su “holocausto”

Ricardo Escalante
Hay personas sin sentido del ridículo. No tienen idea de sus limitaciones y, así, andan por la vida involucrándose en hechos absurdos y risibles, como Mr. Bean y Nicolás Maduro. No es exagerado decir que la única diferencia entre ellos es que uno no habla y el otro se despepita con palabras y frases alocadas.
 
Ya todo el mundo está acostumbrado a los discursos del Presidente venezolano. Y lo que dice y hace sería motivo de carcajadas si no fuera por el daño que causa. El pasado domingo (5-5-13), al intervenir en lo que se suponía homenaje al “Comandante Supremo”, en presencia de otros jefes de Estado y en cadena nacional recordó a José Antonio Sucre como nacido en Caracas, exactamente como cuando habló de los “estados” Cumaná y Margarita.
Ahora bien, esa no es su única metedura de pata en ese mismo evento. Allí hizo también referencia a un hecho supuestamente histórico que no aparece registrado en ningún libro sencillamente porque no existió. Sólo Nicolás Maduro y su escasa imaginación dan para hablar del “holocausto indígena”. Citó a Guaicaipuro y a otros caciques, mencionó imaginarios recorridos por el Waraira Repano e hizo la “revelación” del Siglo:  Cien millones de indios fueron asesinados allí… ¡Cien millones!
Es cierto que la población indígena del Continente fue diezmada. Se cree que los muertos fueron varios millones, pero de ahí a que en El Avila hubiesen muerto cien millones hay una “pequeñísima” diferencia.  
Nuestro “Mr Bean” con sus alocadas actuaciones sin sentido hasta ha provocado reacciones en Colombia y en Perú, aunque él no sabe porque…  ¡Es un hazme reír!