Páginas

jueves, 24 de mayo de 2012

Petroleo, corrupcion, ineficiencia

Horacio Medina, Miami
“En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos,
pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”.  Mahatma Ghandi
El título de nuestra nota semanal lo hemos tomado “prestado” del capitulo XII del libro “País de Culpas”, escrito por el periodista Ricardo Escalante. En realidad del libro, solo he leído este capítulo, gracias a que un dilecto amigo me lo envió “escaneado” porque pensó que sería de mi interés, luego de haber compartido una conversación sobre temas conexos. Por supuesto que nuestro amigo acertó, el libro, tanto que ya ordené el libro por internet porque, como ya se hace costumbre, a muchos les parece peligroso y comprometedor, vender libros donde se retratan las conexiones cloacales de un régimen forajido que pretende apoderarse de Venezuela. Tal vez, por esta última observación, me tomaría el atrevimiento de sugerirle al señor Escalante, cambiar el nombre o título del libro y lo renombraría “País de Cómplices y Culpables”, porque también por miedo y omisión muchos se han convertido en cómplices y hasta en culpables.

En este capítulo, el escritor hace referencia a los nombres que por siempre he considerado claves en reparto actoral de la tragicomedia del rentismo petrolero que han protagonizado Hugo Chávez y los primeros actores, Alí Rodríguez Araque, Rafael Ramírez, Bernard Mommer y Bernardo Álvarez, contando con un reparto de segundones que son grandes aprovechadores y, por supuesto, donde además participan convenidos, farsantes y engañados.

Siempre he sostenido que los grandes responsables de esta destrucción en la industria petrolera, son el Comandante en Jefe, Hugo Chávez y el tristemente celebre comandante Fausto, es decir Alí Rodríguez Araque, muy recordado en el país, como ejecutor de la campaña de la guerrilla urbana “cada día un policía” y en la industria petrolera, por los tres atentados terroristas perpetrados al oleoducto que une Ule-Amuay en Falcón-Zulia.

Pero sin duda que tras bastidores hay muchos más, entre ellos está el gran ideólogo que no es otro que el emblemático y resentido hombre de las seis nacionalidades, Bernard Mommer. En el capítulo XII del libro aparece, este personaje que siempre oculto actúa como una suerte de Fouché caribeño, dada su avaricia ilimitada y su desmedida ambición de poder total.

En este sección, también se hace referencia al muy aprovechado alumno de Alí Rodríguez Araque y Bernard Mommer, Rafael Ramírez Carreño que ejerce de manera simultánea, desde el 2004, como Presidente de PDVSA y Ministro de Energía y Petróleo. Sin duda que Ramírez, ha sido el verdugo ejecutor de la destrucción de la empresa estatal, además de corromper la mística y el compromiso de sus funcionarios y los del Ministerio, otrora ejemplos de compromiso de trabajo, moderación y transparencia.

Desde ya, le decimos al periodista Ricardo Escalante que leeremos su libro y haremos nuestros comentarios. Por ahora, compartimos lo leído en el capítulo XII, con excepción del craso y generalizado error que cometen muchísimas personas cuando definen, equivocadamente, el Paro Cívico Nacional, iniciado en Diciembre de 2002, como un Paro Petrolero. Esta referencia más que un error semántico, resulta ser un fallo de fondo que contribuye a dar solidez a la coartada del régimen para justificar la toma de PDVSA.

Aprovechamos la ocasión para extenderle al señor Escalante, la misma invitación que hemos hecho a otros connotados periodistas para que escribamos juntos, la historia del petróleo en Venezuela. Un país como Venezuela que ha vivido del petróleo, pero no con el petróleo, merece conocer su historia y que esto, nos permita, aprender de los errores, potenciar los aciertos, redefinir la visión y comprometernos con una misión de futuro distinta que demanda el país, para su Industria de los Hidrocarburos.

“La gran astucia de unos consiste, a menudo, en la estupidez de otros”. (Henry Maret)

En días recientes, en el marco de una gran reunión donde se ventilaba el tema de la integración energética suramericana, Colombia y Venezuela anunciaron que darán inicio a los estudios de factibilidad para evaluar la posibilidad de construir un oleoducto conjunto que vaya de la Zona Oriental de Venezuela (Estados Anzoátegui y Monagas), hasta el puerto de Tumaco sobre el Océano Pacífico, en el occidental Departamento de Nariño, en Colombia. La información agrega que tanto la estatal venezolana PDVSA, como la estatal colombiana ECOPETROL, conformaran, para tal efecto, una sociedad mixta.

Esta sociedad mixta deberá presentar el resultado de su análisis a los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez, la segunda semana de noviembre.

Entre tanto, la misión colombiana logró dos importantes y relevantes acuerdos, uno de ellos le permitirá aumentar el suministro de gasolina en Norte de Santander, La Guajira, Arauca y Guainía. Por ejemplo, en el caso de Norte de Santander, el volumen oficial de suministro pasará de 12,5 millones de litros al mes, hasta 16 millones. Mientras que, en el Arauca, donde llegarán 4,7 millones de litros al mes a partir del 15 de noviembre. El otro acuerdo, está relacionado con la continuidad del suministro de gas por el gasoducto que va de Ballenas, en la Guajira de Colombia, hasta Maracaibo, Estado Zulia, en Venezuela. El contrato inicial, cuando se creó el gasoducto, estipulaba que cesaría en el 2012.

De modo que Colombia, materializa dos acuerdos de corto plazo que redundan en su beneficio económico y social, mientras del lado de Venezuela, se firma un acuerdo para hacer un estudio de factibilidad de un oleoducto, sin sentido y sin razón, mas allá del que pueda producir el “pantallerismo” del que gustan, tanto Chávez como Maduro.

¿A quien beneficia, si es que beneficia a alguien, este oleoducto? Venezuela tiene el mercado “premiun” de los Estados Unidos, a cuatro días en barco y puede establecer diversos convenios comerciales de triangulación para llegar al mercado chino que sería lo apropiado. Según Ramírez será un oleoducto de 500.000 barriles por día de petróleo proveniente de la Faja Petrolífera del Orinoco para China. ¿Serán los barriles existentes?, ¿Según el Presidente de Ecopetrol, el proyecto del oleoducto con Venezuela tendría un costo de inversión superior a los 8.000 millones de dólares y una capacidad para producir 600 MBD de crudo (300 MBD de Colombia y 300 MBD de Venezuela)?, ¿Cuánto costará en realidad?, ¿Cuánto costará su mantenimiento, cuanto la logística de seguridad?, ¿Quién lo necesita en realidad, Venezuela o Colombia? Bueno en todo caso, el 7 de octubre está antes de la segunda semana de noviembre.

Mal promedio para Repsol en Cuba. A la tercera, ¿va la vencida?
La semana pasada, la prensa internacional publicó la versión oficial de la empresa Repsol, donde anunciaba que el pozo perforado por la plataforma Scarabeo 09, en la Zona Exclusiva Económica de Cuba (ZEEC), a 60 millas de los Cayos de Florida, resultó ser un pozo seco.

La perforación de este pozo que alcanzó una profundidad de 15 mil pies (+/- 4.500 metros) en el subsuelo, luego de haber sorteado una profundidad de aguas de 5 mil 600 pies (+/- 1.700 metros) fue asumida por un Consorcio conformado por la mencionada Repsol con 40%, la Noruega Statoil con 30% y la empresa privada de la India ONGC Videsh, también con 30%. Extraoficialmente, se ha conocido y estimado el costo del pozo en unos 70 millones de dólares, pero esta cifra no ha sido confirmada por ningún vocero oficial del Consorcio.

La empresa Repsol, ha anunciado que esta procediendo a asegurar y abandonar el pozo de acuerdo con los protocolos internacionales de seguridad. Luego de ello, se tomará un tiempo para analizar los resultados y los datos obtenidos, antes de tomar una decisión sobre la continuación de la campaña exploratoria planteada. Luce lógico para Repsol que ya perforó un pozo costa afuera en Cuba el año 2004, el cual descubrió petróleo, pero fue declarado no comercial, tomar la decisión de perforar al menos un pozo mas en la ZEEC.

Entre tanto, la plataforma Scarabeo 09, perforará un nuevo pozo en la zona bajo la gerencia de la empresa de Malasia, Petronas que actúa consorciada con la empresa de Rusia, Gazprom. Nos luce importante mencionar que en el programa de la referida plataforma de perforación, aparece en tercer turno, una localización exploratoria propuesta por PDVSA. Sí, leyó bien, Petróleos de Venezuela, S.A.
Horacio Medina, Miami
Publicado en  Noticiero Digital 24-05-2012